Resident Evil VII biohazard, ¿un VR forzado?

El Huésped Maldito está de vuelta y te quiere meter un susto


Entre que era un secreto a voces y un proyecto que podría tardar en llegar, durante la conferencia de PlayStation previa al inicio de E3 2016 fue revelada una nueva entrega en la serie de Resident Evil. Propios y extraños se emocionaron por igual ante semejante anuncio, sin embargo, se percataron de lo mismo que tú y yo: las cosas ya no son las mismas, el ambiente se siente tétrico, pero no como en la serie. No parece haber alguna clase de canon o pista que te haga relacionarlo a los demás. Hay terror, pero no el mismo instinto de supervivencia con el que comenzó esta serie hace 20 años.

El controvertido cambio de la cámara

Resident Evil siempre te ha puesto a manejar policías, agentes federales y hasta soldados especializados en combatir seres salidos de la mente de un escritor de terror. Todo el tiempo ha sido desde una perspectiva en la que puedes apreciar la apariencia del personaje. Ésta era una forma de enlazarte con la acción y, de paso, hacerte sentir miedo y valor al mismo tiempo. Hasta el anuncio de esta semana, ésa era la tradición y no te imaginabas que fuera a cambiar, pero algo pasó y hubo cambio de planes. En esta ocasión, tenemos un Resident Evil con una perspectiva en primera persona. No es que no lo hayan probado antes; hay 2 juegos para Wii y PS3 con esa perspectiva y también un FPS que salió en el PlayStation, pero no eran títulos que entraran en la línea principal de la historia; en otras palabras, eran simples experiencias que seguramente fueron para probar terrenos jamás explorados con la franquicia.

Jugar así Resident Evil VII biohazard fue extraño e inquietante, ¿qué pretendía Capcom con esto? Mi teoría es la siguiente: durante la planificación del título los creadores lo presentaron en primera persona para probar nuevos aires y porque estaba duramente influenciado por lo que sucedió con el fenómeno P.T. A eso se añadió la oportunidad de relacionarlo con la Realidad Virtual de PlayStation y terminó naciendo este producto. Tampoco hay que descartar que Sony intervino para que el desarrollo del nuevo Resident fuera así, pero no estaría demás pensar que fue una combinación de factores distintos los que generaron el nuevo juego de la serie.

El miedo no anda en burro

En nuestra visita al booth de Capcom en E3 tuve la opción de elegir cómo jugar Resident Evil VII biohazard, por supuesto, y para aprovechar la oportunidad, jugué con PlayStation VR. Si Batman VR me emocionó cual niño de primaria, entonces el título de Capcom tendría que hacer que me sintiera en una película de miedo de verdad. Después de colocar en mi cabeza el sistema de realidad virtual, entré en un mundo que tenía por escenario una casa en ruinas donde algo malo había pasado: una violación, asesinato o ritual satánico, cualquier cosa era posible. Si entraba, algo iba a pasar y no sería bueno.

La ambientación de Resident Evil 7 biohazard es totalmente ajena a la serie
La ambientación de Resident Evil 7 biohazard es totalmente ajena a la serie

Al explorar el lugar, me topé con un ambiente hostil, lúgubre y perturbador. Además, no había señales de que tuviera un arma para defenderme, así que dependía exclusivamente de cómo exploraría cada rincón de este hogar que apenas me daba una de las peores bienvenidas de mi existencia. Miraba arriba, abajo, a los lados, la experiencia era profunda, pero adolecía de lo mismo que los demás títulos de PlayStation VR: las gráficas no le hacen justicia, incluso puedo decir que, si no estás acostumbrado a usar un dispositivo como éste y empiezas a sudar, la pantalla se empañará y se perderá y jugar será el ejercicio más difícil de todos.

¿Como un Resident Evil?

¿La vista en primera persona quita la tradicional identidad por la que conocemos a Resident Evil VII biohazard? Sí, más porque es una vista poco común; sin embargo, los elementos de puzzles que están en pantalla, explorar cada centímetro para encontrar las pistas y piezas para seguir adelante con la aventura siguen presentes. Esto quiere decir que, al menos en sus fundamentos, el demo que jugué era sólido. Sólo había otro problema… algo faltaba: un poco de combate.

Hay muchos acertijos por resolver
Hay muchos acertijos por resolver

Como mencioné, Resident Evil VII biohazard toma mucha influencia de P.T. Esa es la realidad y estoy seguro de que Capcom no siente vergüenza porque en el momento que escribo esto nadie ha resuelto el demo que ya está disponible en las plataformas digitales. Si después de 3 semanas o un mes nadie logra resolverlo y se pierde el interés, entonces hay un problema, porque un juego difícil no se traduce exactamente en diversión. Para que todo mundo pudiera relacionar este demo con la franquicia tal cual, era necesario agregar un poco de combate, pero creo que no lo hicieron porque la gente podía marearse y no hubiera disfrutado la experiencia en realidad virtual.

¿Es o no es?

A primera vista, Resident Evil VII biohazard no parece un Resident Evil, ni siquiera un spin-off. Es como si P.T. hubiera tenido relaciones con un juego de terror genérico y de pronto saliera un título de primera persona listo para la realidad virtual. ¿Eso es malo? Desafortunadamente, sí… sobre todo cuando no tiene sentido que exista ni se ve una pizca de relación con la franquicia. Ahora, si tomo las cosas con calma y pienso que es un simple experimento, puedo llegar a la conclusión de que éste es un juego del cual Capcom sólo quería mostrar mecánicas y decir que estaba apoyando el dispositivo de realidad virtual de PlayStation.

La comparación con P.T. es inmediata
La comparación con P.T. es inmediata

Igual y cuando alguien descubra todos los secretos del demo todos podremos conocer qué hay detrás de él. Tal vez surja una nueva historia y aparezcan Leon S. Kennedy, Claire Redfied y demás personajes con una aventura totalmente diferente, pero con la misma base de terror psicológico dentro de la prueba. Las posibilidades son infinitas y prefiero quedarme con la sorpresa que Capcom pueda mostrar en un nuevo avance, porque creo que sería perjudicial para la serie —especialmente porque tiene un número que le respalda— que no siguiera la continuidad que hasta la fecha se ha construido.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos