#ViernesRetro: Ninja Gaiden II - The Dark Sword of Chaos

¡Difícil de superar!


Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros

Hace tiempo hablamos del icónico Ninja Gaiden, que es uno de los más valiosos estandartes del catálogo del Nintendo Entertainment System. Pertenece a una maravillosa trilogía dentro de la cual seguramente tienes a tu favorito, pero hoy nos enfocaremos en la segunda parte que apareció en 1990 y fue uno de los títulos que marcaron con letras de oro el inicio de aquella inolvidable década.

Un año después…

La historia de Ninja Gaiden II: The Dark Sword of Chaos inicia 365 días después de que Ryu Hayabusa derrotó al temible Jaquio. Un nuevo villano llamado Ashtar está planeando dominar el mundo y hundirlo en completa oscuridad con el poder de la Espada Oscura del Caos que le da el subtítulo al juego. Se dice que esta poderosa arma se hizo con huesos de un demonio, por lo que es el homólogo malvado de la Espada del Dragón, la cual está hecha del colmillo de un dragón. Como parte de su plan, Ashtar secuestró a Irene Lew, a quien conocimos en la primera parte y se hizo novia de Ryu, cosa completamente impredecible, por supuesto.

Aparece otro personaje: Robert T. Sturgeon, un agente de la Armada de Estados Unidos que pide ayuda a Ryu para acabar con la amenaza que representa Ashtar, a la vez que le da información útil para encontrar a su amada Irene. Robert le dice a Ryu que es el único que puede detener al villano y lo apoya en distintos puntos de la aventura, aunque el arma que utiliza no es muy efectiva que digamos, por lo menos contra Ashtar.

Se usó de nuevo el Tecmo Theater, por lo que los eventos se describieron a través de cinemáticas con texto, las cuales superan en número a las de la primera parte y muestran cierta mejora gráfica. Hay varios giros de tuerca, especialmente uno que tiene que ver con la entrega original. Seguramente ya sabes de qué hablo, pero omitiré el spoiler por si las dudas.

Me lo han dicho y es muy triste
Me lo han dicho y es muy triste

Una nueva y muy útil mecánica

Además de la tradicional Espada del Dragón y de los poderes ya conocidos, en esta ocasión Ryu puede usar un ataque especial que le permite lanzar fuego en diagonal hacia abajo, habilidad muy práctica cuando está colgado de una pared o al saltar, ya que puede eliminar a los enemigos que lo esperan.

Por otro lado, el power up más sobresaliente de esta entrega es el de las “sombras” que pueden acompañar al ninja y que imitan cada uno de sus movimientos. Puedes tener hasta 2 de estos hologramas y colocarlos en puntos estratégicos para sacarles el mayor provecho. Por ejemplo, en la pelea con un jefe, puedes darle un espadazo y después moverte de modo que una sombra quede en franca posición para hacerle daño sin exponerte tanto. No puedes desentenderte por completo, pero los clones de Ryu son un recurso muy valioso si se utilizan bien. Otro aspecto de la jugabilidad que distingue a Ninja Gaiden II: The Dark Sword of Chaos respecto a su antecesor es la habilidad de moverse sobre las paredes y ya no sólo rebotar. En la primera parte esto se podía hacer sólo en las escaleras, pero aquí es posible sobre cualquier superficie vertical.

Ninja precavido vale por 3
Ninja precavido vale por 3

Mejoras gráficas y de audio

Ninja Gaiden II: The Dark Sword of Chaos se ve mejor que su hermano mayor. Los sprites se ven más estilizados y las secuencias cinemáticas, como ya mencioné, se ven más pulidas y con un uso de sombras más refinado. El efecto de luz y oscuridad utilizado en la escena 3-1 es sobresaliente, sobre todo porque no se trata sólo de algo estético, sino que afecta las acciones del jugador. Recuerdo que la primera vez que llegué a la escena 4-1 me sentí intimidado por el fuego del fondo. Está tan bien logrado, que hasta tiene pinta de último nivel. Otro detalle que me gusta es que, al poner pausa, los elementos de ciertos escenarios siguen brillando, cambiando de color o moviéndose. Es uno de esos juegos que traen protector de pantalla incluido.

Quizás uno de los niveles más extraños sea el 6-1, en donde recorres unas ruinas combinadas con estructuras cavernosas. Lo que me llamó mucho la atención cuando lo conocí fue que algunos elementos están en primer plano, por lo que tapan al personaje cuando pasa por detrás de ellos. Me pareció muy curioso que un juego con acción tan constante se diera el lujo de que el jugador perdiera de vista por unos instantes al objeto más importante de la pantalla.

En el apartado auditivo hay piezas dignas de recordar y que forman parte de lo mejor que se puede escuchar en el NES, aunque no me parece que supere lo que se ofreció en la primera parte. Mi melodía favorita es la que se reproduce al final de la escena 6-1, cuando aparece Ryu colgado de un risco y a la distancia se observa la fortaleza del villano. Ver esa escena siempre me emociona y creo que se debe a la música que la acompaña.

El camino es largo, pero Ryu está dispuesto a todo
El camino es largo, pero Ryu está dispuesto a todo

Dificultad que no decepciona, pero sí frustra

La primera entrega de Ninja Gaiden se caracteriza por su dificultad, la cual se basa casi totalmente en el knockback que es irritante y desesperante, por decir lo menos. En Ninja Gaiden II: The Dark Sword of Chaos se siente una vez más este nivel de complejidad, aunque las nuevas mecánicas de las sombras y de escalar las paredes hacen un poco más llevadera la jornada. Esto no quiere decir que sea un paseo por el parque. Si lo has jugado, seguramente podrás dar testimonio de ello. Es más, en la caja se incluyó una amenazante leyenda que dice “Hard to beat!!”, la cual se cumple completamente. Cada quien puede hablar de acuerdo con su experiencia, pero creo que la primera parte es más desafiante en muchos sentidos y que la dificultad fue bajando un poco entre una secuela y la otra.

Tal vez la escena que más canas verdes me ha sacado es la 2-2 con los cambios de dirección del viento. No sé si lo has notado, pero aunque aparentemente sigue un patrón, en ocasiones cambia los ciclos y los cambios son más rápidos de lo que esperas. Técnicamente hablando me pareció muy buena idea incluir este elemento, pero ya en la práctica resulta un poco molesto. Esto me lleva a reflexionar en el enfoque que se le dio al diseño de niveles en esta entrega, ya que se percibe una intención clara de que los escenarios funcionen como un obstáculo más, mientras que en la primera parte el énfasis estaba más en los enemigos y en las posiciones estratégicas que ocupaban. Sí, me refiero a esos que están en la orilla de alguna plataforma, listos para recibirte con un golpe y hacerte rebotar hacia el vacío. Es cierto que esto también se da en The Dark Sword of Chaos, pero al jugarlo de nuevo noté que la complejidad de los niveles tiene un peso mayor.

¿En dónde puedo jugarlo actualmente?

  • NES
  • Wii U ($61.99 MXN)
  • Nintendo 3DS ($61.99 MXN)

Enlaces que pueden interesarte

Curiosidades

  • En el manual puedes encontrar 6 páginas que cuentan la historia de la primera entrega.
  • El juego tiene 2 Sound Tests a los cuales se accede presionando una serie de botones en la pantalla de inicio. El contenido es el mismo, pero la presentación es mejor en el segundo, llamado “Ninja Gaiden II Musicruise”.

Ninja Gaiden II: The Dark Sword of Chaos deshace completamente la idea de que las segundas partes nunca fueron buenas. De hecho, pienso que la persona que acuñó esa frase no estaba en sus cabales o tal vez fue el segundo hijo en su familia. En fin, Ninja Gaiden II: The Dark Sword of Chaos es una secuela con un nivel técnico y estético superior a su predecesor, con un nivel de dificultad elevado que se hace notar sobre todo en los niveles finales y con cinemáticas más estilizadas, un guión mejor escrito a pesar de los clichés y algunos giros argumentales que no son la gran cosa, pero que se agradecen como aderezo de la experiencia. Para mí siempre es un gusto revisitar esta trilogía, así que seguramente estaremos revisando la tercera parte próximamente. Gracias por haber llegado hasta aquí y espero verte en nuestro próximo #ViernesRetro.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos