Jugador de Street Fighter rechaza premio como protesta contra leyes japonesas de esports

Yusuke Momochi recibió solo $558 por carecer de una licencia como profesional

Jugador de Street Fighter rechaza premio como protesta contra leyes japonesas de esports

Yusuke Momochi recibió solo $558 por carecer de una licencia como profesional

El mundo de los esports ofrece historias interesantes y aunque muchas de ellas dan cuenta de un proceso de crecimiento, así como de enfrentamientos memorables y victorias impresionantes, también existen testimonios peculiares que exponen las diferencias en las formas de pensar que hay en la escena. En ese sentido, un reconocido jugador de Street Fighter dio la nota en Tokyo Game Show 2019 tras ganar el torneo Asia Premier.

Según un reporte de Kotaku, Yusuke Momochi, uno de los jugadores más importantes en la escena competitiva de Street Fighter, a la cual pertenece desde 2007, salió victorioso del torneo Asia Premier, que forma parte del Campcom pro Tour y celebrado en marco de Tokyo Game Show 2019, donde participó en la competencia de Street Fighter V: Arcade Edition. Sin embargo, solo cobró $558 de $46,000 USD, pues carece de licencia como jugador profesional, documento necesario en Japón para poder reclamar la totalidad de un premio en los esports.

Compra Street Fighter - 30th Anniversary Collection (Nintendo Switch)disponible en Amazon

De acuerdo con la información, esto fue un nuevo episodio en la larga historia de protestas de Momochi, quien decidió no sujetarse al marco legal japonés en materia de esports, mismo que sigue considerando a la actividad dentro del rubro de las apuestas y donde se trató de paliar la situación con la creación de la Japanese eSports Union (JeSU), organización que expide licencias a profesionales de los esports desde el año pasado.

Al respecto, un reporte de Eventhubs retomó las declaraciones realizadas por Momochi hace un par de años, cuando expresó su desacuerdo con que un organismo definiera quién era o no un jugador profesional, además de señalar que propuestas como la que después se convirtió en la JeSU, solo atendían los intereses de las compañías y no los de las comunidades de jugadores, a quienes consideró como la pieza angular de la escena competitiva.

Así pues, la postura de Momochi se mantiene y pese a lo atractiva que resultaba la bolsa de Asian Premier, decidió seguir con su protesta en busca de una mejor organización y adecuación de las leyes y las autoridades ante los esports en Japón.

Recuerda visitar nuestro minisitio dedicado a los esports, donde encontrarás toda la información relacionada con la escena competitiva de videojuegos.

Sigue aquí, en LEVEL UP.

Fuente

SIGUE LEYENDO

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos