Hacker que atacó a Nintendo fue sentenciado a 3 años de cárcel

Ryan S. Hernández filtró información confidencial de los proyectos de la compañía japonesa

Hacker que atacó a Nintendo fue sentenciado a 3 años de cárcel

Ryan S. Hernández filtró información confidencial de los proyectos de la compañía japonesa

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros

La cruzada de Nintendo contra todo aquello que vulnere sus propiedades intelectuales y sus sistemas de seguridad sigue en marcha y poco a poco se vuelve común ver que aquellos que atacan a la compañía japonesa son llevados ante la ley para enfrentar un proceso y tal vez un castigo. Recientemente, un sujeto fue sentenciado a 3 años de prisión tras declararse culpable por hackear los sistemas de la compañía japonesa y filtrar la información obtenida.

Nintendo no cesa en su lucha contra el hackeo y la piratería

De acuerdo con información de Gamesindustry.biz, Ryan S. Hernández, residente de California, Estados Unidos, fue condenado a pasar 3 años en prisión luego de declararse culpable, ante una Corte de Seattle, Washington, de acceder de forma ilegal a los sistemas de Nintendo y sustraer información confidencial. Esta sentencia es el momento culminante de una historia que inició en 2016, cuando Ryan S. Hernández obtuvo vía Phishing las credenciales de un trabajador de Nintendo, lo que le permitió entrar en el sistema de la compañía japonesa, robar información y después filtrarla.

Los primeros actos de Hernández tuvieron lugar cuando era menor de edad, por lo que lo único que pudo hacer la compañía japonesa, apoyada por el FBI, fue pedir a los padres del entonces joven que no lo volviera hacer y se comprometiera a no vulnerar la seguridad de la compañía japonesa.

El sujeto evitó el castigo siendo menor de edad, pero siguió atentando contra Nintendo

Lamentablemente, el sujeto hizo caso omiso a esta petición y en 2018 y 2019 volvió a hackear los sistemas de Nintendo para después filtrar la información. Siendo ya mayor de edad, el FBI pudo proceder contra él y durante un operativo realizado en su domicilio encontraron dispositivos con archivos e información de Nintendo, así como pornografía infantil.

Así pues, este criminal tendrá que pagar $259,323 USD a Nintendo como compensación del daño, pasará 3 años en la cárcel y después será liberado bajo supervisión por 7 años más, además de que deberá registrarse como delincuente sexual.

El mes pasado, Nintendo sumó otro triunfo en su lucha contra la piratería, en este caso de Switch, tras confirmarse la detención de los líderes de un grupo que promovía, distribuía y vendía herramientas para vulnerar la seguridad de la consola híbrida.

Sigue informado, en LEVEL UP.

Fuente

SIGUE LEYENDO

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos