Review

Fallout 4: Automatron

Tu amigo robot
LEVELUP 7.7 Regular

PROS:

La libertad de crear y personalizar robots es profunda y entretenida

Nuevas armas, armadura y artículos aderezan muy bien la experiencia

CONS:

La historia no aporta nada fresco

Dura muy poco

Problemas de rendimiento sin atender

Tags

Si eres de esos jugadores intensos que ya agotó todo lo que Fallout 4 tiene para ofrecer, tengo una mala noticia: seguro ya estás más blanco que Michael Jackson por no ver el Sol. También tengo una buena noticia: desde hace algunos días está disponible Automatron, la primera "expansión" para el exitoso y masivo RPG de Bethesda que debutó en otoño del año pasado y apenas comienza a liberar materiales descargables de consideración. Automatron no es tan extenso como imaginaba —de ahí las comillas en "expansión"—, aunque por las funciones y artículos que añade, así como su precio ($10 USD), vale la pena.

Si te animas a comprar la adenda, recibirás una nueva misión secundaria que, como de costumbre, podrás iniciar al escuchar una señal de emergencia en tu práctico Pip-Boy. No echaré a perder la experiencia completa contándote a detalle lo que ocurre, pero como quizá ya sabes, gracias a las sinopsis de producto o al arte promocional, Automatron ahonda en el tema de los riesgos de la inteligencia artificial y los robots, un tópico que Fallout 4 explora con mucho énfasis durante el último tercio de la campaña original. Ahí yace una de mis primeras y más puntuales inconformidades: Automatron no es tan refrescante como en su momento fue Mothership Zeta para Fallout 3, por poner un ejemplo. Esperaba que Bethesda tomara una ruta conceptualmente divergente respecto a lo que fue la campaña central, pero en fin.

No es tan refrescante

Automatron está conformado por 4 misiones centrales y 16 secundarias, así como 3 dungeons, uno de los cuales revela una facción de traficantes de robots, bautizada los Rust Devils, así como una nueva arma y una armadura: el Tesla Rifle y la Tesla Power Armour, respectivamente. Como sugiere el nombre, el concepto de ambos artículos es la electricidad. El rifle dispara rayos que pueden repartirse entre varios enemigos y la armadura agrega daño a las armas de energía, por ejemplo el Tesla Rifle (duh!). Con algunas modificaciones sencillas, el rifle de Tesla puede asestar hasta 200 de daño, lo que aunado a su aspecto, lo convierte en un artículo atractivo.

Otro dungeon es un centro de servicio RobCo, el cual encontré genérico en cuanto a diseño, pero vital para la narrativa. El último espacio (una macabra planta) me pareció el más sobresaliente de los 3 porque desglosa un fragmento oscuro en la historia del Commonwealth —uno con conspiraciones, secretos y extraños experimentos—, pero además te da acceso a una de las características más discretas y geniales de Automatron: la estación de eyebots que puedes poner en cualquiera de tus asentamientos y te deja desplegar androides voladores por el Commonwealth para que encuentren materiales que te hagan falta.

Ahora bien, volviendo al tema de los niveles, en todos los dungeons me topé con la típica terminal con información extra sobre nuevos personajes y ese exquisito diseño que te cuenta, visualmente, algo adicional a lo que los personajes te dicen con palabras. Existe un área, por ejemplo, llena de celdas y si lees lo que hay en las computadoras, descubrirás un aspecto muy inquietante sobre lo que estaban haciendo en la mencionada planta. Vaya, Automatron no es muy imaginativo en cuanto a concepto, pero demuestra esmero y añade sustancia a la mitología de Fallout 4; además, encaja elegantemente con la sidequest de The Silver Shroud del juego original, así que si todavía no la completas, te recomiendo que lo hagas.

La historia no es ingeniosa ni extensa
La historia no es ingeniosa ni extensa

Para aderezar está la presencia más abundante de androides como el Protectron, Assaultron, Sentry Bot y el debut del Robobrain. Hay ghouls ferales en la mencionada planta, así como los citados Rust Devils que, a reserva de un enemigo muy puntual, se comportan como cualquier otra banda en el juego. El grado de dificultad es variable y depende muchísimo del progreso de tu personaje. En mi caso, con un protagonista nivel 46, debo reconocer que Automatron NO me pareció especialmente complicado, pero especulo que si eres nivel 30 o menos, te toparás con un hueso duro de roer... ya ni hablar de escaños menores. Aquí debo hacer una importante aclaración: no podrás probar el DLC si eres nivel 14 o menor.

Un aspecto negativo es que Automatron resulta relativamente breve y, si te lo propones, cumplirás sus objetivos en una sola sentada, dependiendo de qué tanto te distraigas, además de que el desenlace resulta poco interesante. Así que no esperes mucho en términos de argumento.

Lo que realmente vale la pena de Automatron —de ahí la expresión "relativamente breve"— es que, además de lo que mencioné, el DLC añade una nueva rama de funciones a la mecánica de juego. El DLC introduce robots con componentes que puedes recabar para, con ellos, armar tus propios diseños personalizados en una mesa de trabajo inédita que se suma a la de armas, de ropa, etcétera. En otras palabras, es posible construir tus propios robots, los cuales, a su vez, pueden fungir como compañeros de combate. Entonces caes en la cuenta de que la "historia" es más bien el pretexto para que aprendas a usar estas herramientas ya que, temprano en la narrativa, te obligan a crear la mencionada mesa de trabajo para modificar a una nueva figura en la narrativa de Fallout llamada ADA, quien no es precisamente resistente ni carismática y su movilidad es torpe, pero puedes hacerle tantos ajustes como desees.

No podrás probar el DLC si eres nivel 14 o menor

Hay varias acotaciones que hacer a partir de este punto. Incluso si ya estás muy por encima del nivel 15 básico —como yo, porque reseñé el bendito juego— puede que te topes con otros contratiempos. Verás: construir robots involucra una serie de talentos S.P.E.C.I.A.L. que quizá no hayas desarrollado, concretamente, el de Armorer, Science! y Robotics Expert. Por ejemplo, di mucho énfasis a armas de fuego automáticas, semiautomáticas y a fortaleza física, así como a Endurance para portar más loot y resistir daño en mi primera pasada por el juego, así que para Automatron tuve que invertir varias horas al cumplimiento de misiones pendientes, ajenas a la línea argumental del DLC, a fin de seguir subiendo de nivel para usar puntos en los requerimientos de construcción de robots.

Lo anterior puede sonar engorroso, pero me parece un "buen problema" porque te obliga a seguir jugando, que es lo que Bethesda seguramente pretende con este DLC. Y la recompensa es atractiva así como interesante puesto que personalizas a tu robot compañero para que se ajuste a tus necesidades, cosa que no puedes hacer con Strong o Piper, por ejemplo.

Debido a que puedes cambiar los brazos, el torso, las piernas y la cabeza de tu robot, es factible convertirlo en una máquina de matar o en un burro de carga inigualable que lleve más loot que la mayoría de los companions originales. Puedes embonar una cabeza de Robobrain que haga mucho daño; un marco acorazado de fábrica para que resista 70 de daño; una placa aserrada de almacenamiento en el pecho para que tu androide soporte hasta 420 en peso de loot; podrás ponerle un morral en las piernas o removerlas por completo para que flote por los aires como Codsworth. ¿Brazo con lanzallamas? Es posible. ¿Quieres 2 brazos que lancen llamas? También. En fin, tienes un repertorio de piezas cuantioso. Y, por si no bastara, puedes usar la cabeza del Assaultron como pistola o ponerte su casco, mismo que luce espectacular.

El atractivo principal es construir tus propios robots
El atractivo principal es construir tus propios robots

La historia podrá durar 2 o 3 horas, pero el detalle importante es que invertirás más tiempo en encontrar las piezas necesarias para construir el robot ideal. ¿Cómo? Pues explorando, porque aparte de la mesa de trabajo y la nueva función creativa, Automatron agrega caravanas de androides errantes y hostiles que debes eliminar, incluso después de terminar con la narrativa central del DLC y que enriquecen todavía más el mundo de Fallout 4, el cual se siente vivo gracias a toda clase de eventos espontáneos, pero que, al mismo tiempo, embonan con sus misiones y la historia que está tratando de contar.

Antes de terminar, quiero mencionar que el rendimiento del juego, por lo menos en Xbox One, se ha deteriorado un poco, del momento en que hice la reseña hace meses a este punto, y considero que Automatron era una buena oportunidad para atender este asunto. ¿A qué me refiero? A que hay caídas un poco más recurrentes de frame rate. No quiero aventurar una causa, pero recuerdo que a Skyrim le pasaba lo mismo y era un asunto de acumulación de datos. En fin. No es un problema gravísimo, pero ya se nota y sospecho que para muchos de ustedes que lleven 3 o 4 días jugando (con todos sus minutos y horas) eso también será evidente a estas alturas.

¿El veredicto? La historia de Automatron no es muy ingeniosa y dura poco, pero el DLC, como tal, añade funciones y artículos atractivos que pueden tenerte entretenido por varias horas. La interrogante aquí es si te gustó el asunto del crafting en Fallout 4. Si la respuesta es afirmativa, entonces Automatron es para ti —además es barato—. Si no fuiste fan del crafteo y esperabas algo muy jugoso y fresco para este DLC, entonces quizá prefieras esperar.

¿QUÉ TE PARECIÓ Fallout 4: Automatron

?

5 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

5 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8.8

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos